Versos de mí pensar: Como un ermitaño suelo recordar.


Entre los días y las noches me detengo a volver a ver,
aquellos momentos únicos que junto a ti logre tener,
guardados están en mi memoria, por siempre los tendré.
Invadido en momentos por ellos me dejo estremecer,
Reviviendo tras su llegada, como si fuera ayer.


En aquel lugar que juntos escogimos una vez,
Me traslado a través de ellos sin detenerme a ver,
Que ya no me esperas como antes lo solías hacer,
Añorándome y extrañándome como si algún día me fueras a perder.
 


Sin palabras ni aliento me detengo ver ese lugar
Que en muchas ocasiones acompañó nuestro querer.
Tus palabras suaves casi como un susurro
alcanzaba yo escuchar
y entre risas y llanto
nos dejamos llevar
por la armonía del ambiente y por nuestra situación peculiar.


 


Aquellos momentos cálidos que jamás quiero olvidar
presente en mi vida siempre me van acompañar,
son como un regalo de la vida que siempre voy atesorar
como una joya muy valiosa, que por siempre queremos guardar.


Con solo imaginar por un momento que sus recuerdos algún día se irán,
Me dedico a cada instante a intentar recordar
Cada minuto que pasamos juntos sin deseo de lastimar,
A quienes por razones lógicas no quisieron escuchar.
 

Qué triste resulta la vida cuando por amor
llegamos a sentir
un vacío tan grande que no resulta fácil llenar.
Y a pesar que el tiempo pasa no podemos solventar
La presencia de ese ser amado
que solo en nuestros recuerdos esta.
 



Deja un comentario