Versos de mi pensar: Contemplar el cielo, que placentero es.

Miraba a distancia la inmensidad del cielo azul,

cubierto por las blancas nubes

y varios tonos de azul

capaces de armonizar todos y regalarnos así tal virtud.


 

Por la mañana resulta agradable

echar un vistazo y disfrutar de su luz

buscar entre sus nubes y reflejos

imágenes que creamos con nuestra imaginación

las cuales llegan a cobrar vida en ese inmenso cielo azul.


 

 

Por las tardes ocurre un espectáculo que algunos esperamos para ver,

el radiante sol se oculta

Y de él se desprende mucho colores y destellos

Que hacen posible un atardecer hermoso que no podemos dejar de ver.


Ya entrando la noche una nueva escena nos toca ver

La presencia de la luna

Acompañada de miles de estrellas

que algunas no logramos ver,

pero que también forman parte de ese cielo estrellado

que a muchos hace estremecer.


No cabe duda que afortunados

siempre vamos a ser,

de poder levantar nuestra mirada al cielo

y algo mágico poder siempre ver.

 

 

Deja un comentario