Vidas fragmentadas: Acto Nº1 – La vieja camioneta de papá. / @templo ArtUniverse…tu concurso de artes escritas (entrada no valida)

Nunca me detuve a pensar en lo que me había convertido, pues había perdido totalmente el raciocinio. Tal vez poseía una sed insaciable por ver morir a las personas desde aquel día que asesinaron a mis padres frente de mi; era tan solo un pequeño cuando mi rostro se lleno de salpicaduras de sangre, dos disparos cada uno en la cabeza fue lo que hizo que aquella vieja camioneta de papá se tiñera de la sangre de mis propios padres. Aun puedo recordar la forma descarada en la que el asesino se reía mientras pasaba su lengua por su arma y por la mejilla de mis padres muertos, parecía que lo había disfrutado, pero para mí era todo un mundo incierto. Hasta que pude comprenderlo por mí mismo.

Mi vida luego de aquel entonces fue la de un pequeño adoptado por la peor familia, era tan callado, y en el colegio se reían de mí y de mis dibujos sangrientos que hacía de aquel recuerdo que aún rondaba mi mente. Nunca hice amigos, nunca me enamore, ni siquiera termine mis estudios. Escapaba de la casa de mis padres adoptivos y dormía dentro de aquella vieja camioneta, la cual aún podía notarse ensangrentada, de cierto modo era cálido recostarme en el asiento copiloto donde podía sentir a mis padres a través de aquel olor refrescante ante mi olfato.

Mis padres adoptivos nunca me quisieron luego de la muerte de mis padres, la verdad es que eran viejos parientes. Los primeros días que me escapaba de casa siempre iban tras mi búsqueda con la policía y cuando me conseguían dentro de aquella camioneta vieja podría asegurar que sentían asco de mí y pensarían que estaba completamente loco o que me volví un psicópata. Y no me había equivocado, tiempo después de repetir esa escena me internaron por mucho tiempo en un psiquiátrico, pero pude escapar.

Desaparecí de la faz de todos aquellos que me conocían y reconocían. Me encargue de que mi aspecto cambiara, mi cabello y rostro ya no eran el mismo que antes, tenía una nueva identidad. Retome los estudios con la idea equivocada que podría tal vez cambiar, y que aquellas personas que me juzgaban tenían la razón. Me convertí en el gerente de una importante empresa de bienes raíces, pero en las noches seguía siendo aquel joven que añoraba poder resguardar aquellos recuerdos que me hacían sentir unido una vez más a mis padres.

Durante el tiempo del proceso de mi nueva vida me transportaba de un lugar a otro en las noches en aquella camioneta. Días después sentía frustración porque aquel olor desaparecía, me sentí solo, abandonado, hasta podría decirse que llegue a aquello que los normales llaman depresión; de allí el origen de mi vida nocturna como aquel que disfrutaba de ver morir a las jóvenes luego de pasar una afilada cuchilla por sus gargantas; reía y lloraba mientras me sentía agradecido y feliz por aquella persona desconocida que se retorcía en el puesto copiloto mientras todo se teñía una vez más de sangre. No sabía sus nombres ni edades, si tenía alguien que les importara o algún sueño o meta por cumplir, solo sentía la satisfacción de saber que luego de eso podría dormir cálidamente en aquel asiento ensangrentado que me hacía sentir de nuevo en casa.

 

 

Para participar en este nuevo concurso de escritura no dudes en visitar el siguiente link para que te enteres de las reglas a seguir

@templo ArtUniverse…tu concurso de artes escritas / @templo ArtUniverse…your written arts contest
 

¡Éxitos!

 

SteemPressImagen

Vota por ellos como testigos aquí.

CervantesImagen

Vota por ellos como testigos aquí.

Deja un comentario